libros MATEMATICAS,FISICA,COMPUTACION E INFORMATICA,INGENIERIA,MEDICINA,SUPERACION PERSONAL, LITERATURA SEXUALIDAD,REVISTA,MATEMÁTICA....

Derecho Romano


“Existe una lógica tendencia a creer que el Derecho Romano es una cosa que pertenece al pasado; es decir: el conjunto de normas que rigieron la vida de un pueblo de la antigüedad y que, así como el idioma latino es hoy una lengua que ya no se habla, el Derecho Romano ya no rige. Esta afirmación tiene la rara cualidad de ser cierta y falsa al mismo tiempo, porque el Derecho Romano como tal ya no se utiliza como legislación vigente, pero su contenido está presente, en mayor o menor medida, en todos los sistemas jurídicos del mundo. De la misma manera cada uno de nosotros ya no somos lo que éramos hace veinte años (¡Ahh!) pero, sin embargo, somos los mismos: tenemos el mismo ADN. Evidentemente un hombre de treinta años es esencialmente el mismo que cuando tenía diez, pero no podría usar la ropa con la que entonces se vestía. No obstante, casi seguramente se abrigará en invierno y se descubrirá en verano con prendas similares.
Así como cada uno de nosotros es lo que era, el Derecho de hoy es lo que era: Derecho Romano. En esencia tenemos el mismo sistema jurídico que los romanos, con las lógicas modificaciones que los cambios de las sociedades le fueron imponiendo. Palabras como “testamento”,”hipoteca”, “compraventa”, “locación”, “jueces”, “comicios”, “república”, “apelación”, “senadores” y otras, forman parte de nuestro lenguaje cotidiano sin que se advierta que son todos vocablos y conceptos que ya conocían y practicaban los romanos y, muchos de ellos, que fueron creados y pertenecieron exclusivamente a los romanos. Por eso afirmamos que el Derecho Romano no es un sistema jurídico muerto ni tampoco un mero antecedente de nuestro Derecho actual, sino que éste ES, precisa y esencialmente, Derecho Romano. ¿Quiere decir que nuestro derecho, el del Código Civil y las leyes que nos rigen es Derecho Romano? Exactamente: el derecho que nos rige es Derecho Romano aunque desarrollado, actualizado, adecuado a las necesidades modernas o tergiversadas según el aspecto que se estudie. Van a poder darse cuenta cuando estudien las obligaciones según nuestro Código Civil, que su autor –Velez Sarsfield– ni siquiera le cambió el nombre a las clasificaciones romanas y cuando les toque estudiar los derechos reales verán que dominio, posesión y tenencia no sólo tuvieron su origen en Roma, sino que, prácticamente, no han cambiado. 
DOWNLOAD (DESCARGAR) Libro sobre Derecho Romano
CONTRASEÑA: Visual.SaC

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...